Nuevo Diseño Cerebral



Hace tiempo vi en un programa la posibilidad en un futuro no tan lejano de poder mejorar las capacidades de nuestro cerebro mediante la neuroingeniería. Y dejaron como una pregunta colgando en las mentes de los televidentes: ¿cómo será la brecha entre las personas que pueden costear este mejoramiento a nivel cerebral y quienes no?

Y eso es algo que reseñan en este artículo de Futurismic.

Ahora bien, sin ir más allá del cómo va a ser todo este proceso o de cuanto costará, de ser esto un hecho, algo que veremos dentro de algunos años, habría que considerar que probablemente las posibilidades de éxito de las personas que no puedan someterse a las mejoras son bastante escasas. Si ya hoy de por sí observamos que muchas personas no pueden acceder a servicios que debería poseer cualquiera, o gente muriendo de hambre o enfermedad en tantos países empobrecidos, ¿qué será de estos o de cualquiera que no tenga tanto dinero a la hora de competir en la sociedad?

Hoy en día vemos que muchas personas por su inteligencia, perseverancia o genialidad han pasado de ser personas de clase media, media-baja a convertirse en poderosos magnates, pero gracias a eso, a sus capacidades. Si estas habilidades las tendrá mucha gente en un futuro, ¿qué esperanzas le quedan a la persona que no se puede colocar al mismo nivel? Evidentemente, esto se podría convertir en un factor de división social bastante grave.

Así pues, dejando a un lado el fatalismo (que más bien, no es tanto fatalismo sino una visión objetiva, dadas las repercusiones que traerían este tipo de avances), vemos que también en el artículo nos dicen que no todo es malo, que también se han descubierto con respecto a todo esto que nuestras mentes son más flexibles y abiertas debido a algo que Merlin Donald de la Universidad de Queens en Canadá denomina como "superplasticidad", que sería la "capacidad de cada mente de conectarse con mentes y experiencias de muchos otros a través de la cultura y la tecnología". Además, especifica que la cognición puede ser distribuida e incorporada en un gran sistema cultural, y la tecnología ha dado un gran efecto multiplicador a este fenómeno.

Es indudable que la tecnología es algo que se va haciendo más y más evidente e importante en nuestras vidas, así pues, ¿a qué podría llegar la humanidad con el avance inclemente de la tecnología? Sólo el tiempo lo dirá.

Share/Save/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores